El futuro de la movilidad

El futuro de la movilidad

El futuro de la movilidad en las ciudades ya es presente. La economía colaborativa ha venido para revolucionar el mercado, pero la movilidad es quizá, uno de los sectores que más cambios está experimentando debido a esta nueva forma de consumo. Hace unos años, las opciones disponibles eran utilizar el vehículo propio o el transporte público. Ahora, la cantidad de alternativas para desplazarse dentro de las ciudades ha aumentado de forma considerable. Nuevos modelos de negocio colaborativos están impactando en la movilidad en busca de un transporte más eficiente, sostenible y alternativo.

Las ciudades colaborativas se caracterizan por tener sistemas de transporte que garanticen una movilidad fluida de los ciudadanos. Ciudades como Amsterdam, Copenhage o París, entre otras, se han convertido en un ejemplo a seguir para construir las bases de lo que será la movilidad del futuro. Desde compartir coche a los vehículos bajo demanda, las nuevas tecnologías nos brindan nuevas alternativas al transporte en las ciudades.

A continuación, enumeramos diferentes aspectos que creemos que serán clave para la movilidad de aquí a unos años.

 

La bicicleta, el vehículo de futuro

La bicicleta es un vehículo que está cogiendo cada vez más fuerza en todas las partes del mundo. 2.500 millones de personas se desplazan a diario por su ciudad en este medio de transporte, una opción que mejora la calidad de vida, reduce la contaminación causada por los vehículos tradicionales y disminuye también el tráfico y el ruido en las ciudades.

Además de promover su uso, en muchas ciudades han integrado sistemas de alquiler de bicicletas públicas, para que las personas puedan transportarse en bicicleta a pesar de no disponer de una propia. Encontramos BiciMad en Madrid, Bicing en Barcelona o Valenbisi en Valencia. Sin mencionar que cada vez se están construyendo mas rutas de bicicleta que hagan más fácil el desplazamiento de los ciclistas por las zonas urbanas.

 

futuro movilidad

 

Amsterdam es sin duda una de las ciudades dónde más uso se hace de la bicicleta. Según estudios, el 67% de los desplazamientos de esta ciudad son en bicicleta. Cuenta además con más de 400 kilómetros de vías destinadas exclusivamente para los ciclistas.

 

Car-sharing

Un servicio donde las personas pueden alquilar un coche por un tiempo determinado, lo que reduce el número de coches particulares y el tráfico de las ciudades.

Por ejemplo, París cuenta con uno de los sistemas de coches eléctricos compartidos más grande del mundo, Autolib, con una flota que asciende a un total de 2000 vehículos eléctricos disponibles.

En España encontramos Car2go y Emov en Madrid y Avancar en Barcelona. A través de una app, puedes alquilar el coche más cercano en tu ciudad, conducirlo y aparcarlo en tu lugar de destino sin problema. Pagas por el tiempo que lo utilizas. Es fácil, flexible y sencillo, y ahorra mucho tiempo al usuario, lo cuál es la mayor ventaja de las plataformas de economía colaborativa.

 

futuro movilidad

 

Car-pooling

Se trata de aplicaciones destinadas a compartir gastos en viajes, mayormente viajes largos fuera de entornos urbanos. Las personas ofrecen a través de plataformas, una plaza en su coche particular a otras personas con el fin de reducir gastos, tiempo, ahorrar gasolina y al mismo tiempo crear un sistema de transporte colaborativo, fluido y asequible. Una cultura global surgida en la última década la cuál muchas personas ya han comenzado a adoptar.

En España las más conocidas son Blablacar o Amovens, pero hay muchas más que no son tan habituales. El dicho de “No montes en un coche de desconocidos” está perdiendo todo su valor, porque millones de usuarios utilizan cada día este tipo de plataformas.

 

Alquiler de vehículos particulares

Existen también plataformas dónde puedes alquilar coches a particulares que se encuentran cerca de ti. De la misma forma que si tienes un vehículo, al cuál no le das un uso diario, puedes ponerlo en alquilar y poco a poco ir rentabilizando tu compra.

Plataformas como Drivy se encargan de ofrecer este servicio en España. Si necesitas un vehículo para irte de viaje o realizar una mudanza, puedes escoger entre cientos de modelos de coches y furgonetas en alquiler en tu ciudad.

 

Alquiler de vehículos con conductor

Al taxi le han surgido nuevos competidores de la mano de las nuevas tecnologías. En España actúan plataformas como Uber o Cabify, las cuáles prestan servicio de transporte en coches con conductor. A través de la app, el usuario indica el punto de recogida, introduce el destino al que se dirige y también puede comprobar cuántos minutos falta para que el vehículo pase a recogerle.

Uber en la actualidad opera únicamente en Madrid, pero Cabify está presente en varias ciudades de España tales como Madrid, Barcelona, Valencia, A Coruña, Málaga, Tenerife, Sevilla, Bilbao y Vitoria. A día de hoy, cuenta con casi 1000 conductores repartidos por todo el país.

 

 

Estacionamientos inteligentes

En muchas ciudades del mundo, la movilidad se ve afectada por las congestiones de vehículos que causan los conductores que buscan un sitio para estacionar. El hecho de ser conscientes de este problema, hace que se tomen medidas para evitarlo. En Londres, como solución a este gran problema, se ha lanzado recientemente un proyecto llamado Smart Parking. Consiste en instalar más de 3000 sensores en aquellas calles más congestionadas de la ciudad, y éstos pueden indicar a los conductores, mediante el uso de una app, qué espacios están disponibles para estacionar.

En España encontramos Wazypark, una aplicación que, mediante geolocalización del móvil  en un mapa, podemos saber dónde encontrar una plaza libre en las calles de nuestra ciudad. Cada usuario avisa desde su teléfono móvil cuando deja un hueco libre en un aparcamiento, de modo que otro usuario pueda detectar y aparcar en esa misma plaza.

 

futuro movilidad

 

La tecnología para avanzar hacia una mejora de la movilidad en las ciudades ya está sobre la mesa. Ahora sólo falta optimizar aspectos como la seguridad y la legislación de estas nuevas empresas emergentes.

Sería erróneo pensar que las nuevas aplicaciones vienen a destruir todo lo que ha ocurrido hasta ahora. Lo más probable es que dentro de cinco años, nos encontremos en un mercado dónde hayan distintas opciones. Por un lado estarán los taxis tradicionales que sin duda van a seguir existiendo, y por otro lado habrán nuevas oportunidades para que el transporte funcione de otra forma. Lo ideal es que entre todos se vaya incorporando poco a poco la tecnología para así conseguir unas ciudades con menos tráfico y con menos contaminación. Bienvenidos a la movilidad del futuro.

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar Relendo, aceptas nuestra política de cookies.