Coliving: Vivir y trabajar en el mismo lugar

Coliving: Vivir y trabajar en el mismo lugar

Imagina poder trabajar al mismo tiempo que estar de vacaciones, suena bien, ¿verdad?. Eso es lo que se pretende conseguir mediante los espacios de coliving. Estos espacios, pensados para vivir y entretenerse en el mismo sitio donde se trabaja, han llegado a España desde Silicon Valley y, a pesar de que no se asemejan mucho a sus referentes internacionales, ya están comenzando a dar sus primeros pasos.

El trabajo colaborativo en España ha cogido mucho impulso en los últimos años. Cada vez son más los jóvenes que comparten un espacio de trabajo con otros profesionales. Y de compartir escritorio, pasamos también a compartir vida. Así pues, se podría decir que el coliving, es la versión actualizada del coworking. Mientras que éste únicamente ofrece la posibilidad de compartir oficina de trabajo con otros profesionales en la misma ciudad, los proyectos de coliving que se están llevando a cabo en nuestro país, están más orientados al turismo. Ofrecen a los nómadas digitales la posibilidad de convivir en un entorno distinto, viajar y conocer nuevos lugares, al mismo tiempo que puedan continuar trabajando durante sus escapadas.

 

coliving

Creando comunidad

Los residentes de un espacio de coliving son profesionales de las nuevas tecnologías, jóvenes emprendedores, trabajadores freelances, empresarios, artistas y creativos con un interés en común. El compartir recursos y realizar actividades en grupo, de forma que contribuya a mejorar las condiciones del trabajo y favorezca la comunidad que los agrupa.

Aquellos que deciden dar el paso y pasar un tiempo en un espacio de este tipo se ven obligados, no sólo a compartir espacio de trabajo sino a convivir, cocinar, y compartir planes de ocio con el resto de miembros de la comunidad. Como un autónomo que trabaja en su casa y tiene que atender las tareas cotidianas, pero con el valor añadido de hacerlo en compañía. Equipos de startups acuden ahí para no estar solos en su día a día de trabajo. El componente humano es, quizá, lo más importante de los espacios de coliving.

 

coliving

 

Se puede entender como una pequeña comunidad familiar en la que surgen constantemente nuevas ideas de trabajo. Es muy interesante el concepto mastermind. Si algún miembro de la comunidad necesita resolver algún problema, se puede convocar una especie de reunión en la que se plantea el problema y entre todos se ayuda a afrontarlo y se exponen diferentes soluciones.

Primeros pasos

Como decíamos, esta tendencia ya ha llegado a España, en muchas ocasiones de la mano del coworking. El Hub Fuerteventura en Tenerife es uno de ellos. Sus directivos han alquilado una casa frente al mar, de tres pisos, dos dormitorios comunes y dos habitaciones privadas. Abrió sus puertas el pasado año y desde entonces, ha alojado a muchos de los que trabajan en sus oficinas. Ha sido pensado para gente que se pasa la vida viajando y trabajando con su ordenador y que de esta forma, pueden disfrutar de las olas y el deporte acuático durante el invierno.

 

coliving

 

Y las islas están de moda porque en Mallorca, a tan sólo 5 km de la playa encontramos el Bed & Desk, un hermoso lugar para pasar las vacaciones cerca del mar. El sitio perfecto para viajar y para visitar la ciudad, al mismo tiempo que conocer profesionales tanto locales como internacionales.

En la Comunidad Valenciana, más concretamente en Jávea, encontramos Sun and co., la primera comunidad coliving en la costa mediterránea. Un lugar donde personas de ideas afines comparten vida, espacio de trabajo, ideas y tiempo libre. Personas de todo el mundo han visitado ya este lugar para concentrarse y ser más productivo, al mismo tiempo que disfrutar de uno de los mejores climas del mundo.

 

coliving

 

Aunque no se puede competir contra el turismo de playa, hay vida más alla de la arena y el sol. Cada uno encuentra su paraíso particular en un lugar diferente. Es por esa razón que en Galicia han abierto Sende, el coliving más rural de España. Además de ofrecer alojamiento y ambiente de trabajo, también se organizan eventos. Todo en esta pequeña aldea gallega.  Un lugar perfecto para desconectar y concentrarse cerca de la naturaleza.

Los precios en estos espacios de coliving abarcan entre los 30 y 70€ por noche, dependiendo si buscas una habitación privada, doble o compartida.

El perfil de usuario de este tipo de alojamientos suele ser gente de 20 y 30 años, pero también podemos encontrar a personas de mayor edad y que por tanto, tienen bastante experiencia laboral a sus espaldas. Lo cual es genial para aportar una visión diferente y aconsejar a los jóvenes emprendedores.

 

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar Relendo, aceptas nuestra política de cookies.